dilluns, 26 d’agost de 2013

Política del rebel. (Michel Onfray)





Proletaris, deia Marx, són els que no posseeixen els mitjans de producció i es veuen obligats a llogar la seva força de treball, la seva única possessió, per satisfer les seves necessitats elementals i essencials. Els proletaris no només no han desaparegut, sinó que la pauperització ha augmentat el seu nombre: salaris de misèria, ritmes de treball infernals, precarietat de l'ocupació, tiranies dels capatassos, impossibles perspectives de futur, indignitat de les tasques, embrutiment en els llocs de treball, exposició del cos als perills, submissió dels esperits a la multiplicació infinita de les repeticions. 
El seu destí? Plomar pollastres durant tota la jornada, calibrar la mateixa peça durant hores, donar puntades per milers, una per una, modelar formatges en quantitats astronòmiques, netejar peixos tot l'any, embalar peces fins a la jubilació, pintar carrosseries enmig de vapors tòxics, passar vuit hores en càmeres fredes a temperatures polars, en ambients humits o sobreescalfats, exposats als miasmes i les males olors, trossejar esquelets d'animals. I dormir ... i començar de nou: vuit hores al dia, cinc dies de cada set, onze mesos de cada dotze i més de quaranta anys d'una existència. 
Què queda per viure? Entre misèria i pobresa, inquietud i temor de ser privat de la seva situació i del seu miserable estatus, perden la vida intentant guanyar el que els permeti tornar a arriscar el dia següent, inexorablement.

dijous, 22 d’agost de 2013

Cartografia infernal de la misèria..

Inspirant-se en l'Infern de la Divina Comèdia del Dant, Michel Onfray al seu llibre "Política del rebel" ha elaborat el que anomena la Cartografia infernal de la misèria.




dimecres, 21 d’agost de 2013

Apología y petición. Jaime Gil de Biedma.






Y qué decir de nuestra madre España,
Este país de todos los demonios
En donde el mal gobierno, la pobreza
No son, sin más, pobreza y mal gobierno
Sino un estado místico del hombre,
La absolución final de nuestra historia?

De todas las historias de la Historia
Sin duda la más triste es la de España,
Porque termina mal. Como si el hombre
Harto ya de luchar con sus demonios,
Decidiese encargarles el gobierno
Y la administración de su pobreza.

Nuestra famosa inmemorial pobreza,
cuyo origen se pierde en las historias
que dicen que no es culpa del gobierno
sino terrible maldición de España,
triste precio pagado a los demonios
con hambre y con trabajo de sus hombres
.
A menudo he pensado en esos hombres,
a menudo ha pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra historia
Distinta y menos simple, en otra España
En donde si que importa un mal gobierno
.
Quiero creer que nuestro mal gobierno
Es un vulgar negocio de los hombres
Y no una metafísica, que España
Debe y puede salir de la pobreza,
Que es tiempo, aún para cambiar su historia
Antes que se la llevan los demonios.

Porque quiero creer que no hay demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
Los empresarios de la falsa historia,
Son hombres quienes han vendido al hombre,
Los que han convertido a la pobreza
Y secuestrado la salud de España.

Pido que España expulse a esos demonios.
Que la pobreza suba hasta el gobierno.
Que sea del hombre el dueño de su historia.

PALABRAS PARA JULIA. José Agustín Goytisolo



Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

No volveré a ser joven. Jaime Gil de Biedama




Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, era tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.